Blog

3 Consejos Para Mejorar La Empresa Familiar

Foto por Unsplash via pixabay

Foto por Unsplash via pixabay

Las empresas familiares son un gran negocio, pero sin duda hay algunos aspectos que se deben cuidar. A continuación les traemos 3 consejos para mejorar la empresa familiar, tal vez ya las estés aplicando y si no, te sugerimos revisar a detalles cómo está funcionando tu compañía sin dejar pasar de lado lo siguiente:

1. Establece políticas familiares

El dinero de la compañía no es del líder ni del hermano ni de la esposa, es de la compañía. Se debe crear una mesa directiva que atienda situaciones de emergencia en aspectos financieros, además es una mala práctica (bastante común) el hecho de que un miembro de la familia quiera meter a amigos o conocidos como parte del personal cuando no se requiere, con la buena intención de darles trabajo. Hay que tratar de que las decisiones que se tomen sean en beneficio de la empresa primeramente y después en beneficio de los socios y empleados. Recuerden que si la compañía llegara a verse afectada severamente, pondría en riesgo el sustento de todos los que han dedicado parte de su vida al desarrollo de la misma. El establecimiento de políticas familiares ayuda a que no se tomen decisiones inclinadas en beneficio exclusivo de uno o más de los miembros.

2. Haz que los miembros jóvenes de la familia comiencen desde abajo

Cuando se tienen hijos o nietos que están que están interesados en trabajar, es conveniente involucrarlos en el negocio (siempre y cuando justifique la vacante), sólo que desde la parte baja de la pirámide. No debe haber ningún trato especial sólo por ser miembro de la familia. Muchas empresas familiares dicen “a nosotros nos gusta tratar a nuestros empleados como si fueran miembros de la familia”, si este es tu caso te sugerimos demostrarlo a tus empleados con acciones. Ellos también son importantes, además si la nueva generación no aprende bien cómo funciona el negocio, es posible que no sean capaces de tomar buenas decisiones cuando lleguen a la parte alta.

3. Define hasta donde se puede hablar del negocio fuera del trabajo

Las reuniones familiares deben ser para disfrutarse en familia, no para discutir asuntos relacionados al negocio. No es lo mismo contar una anécdota que sucedió en la oficina, a hablar sobre los problemas internos, planeación, entre otras cosas. Deja las celebraciones, reuniones y convivencias fluir. Sabemos que como familia, a veces es inevitable hablar sobre el negocio cuando varios de los miembros trabajan en ella, pero si crees que hay algo importante sobre el negocio qué tratar, establece la regla de los 15 minutos. Si se habla sobre trabajo, que no sea más de este tiempo. Si lo que se quiere tratar involucra más tiempo, es mejor elegir otro lugar o momento para hablarlo.

Sin duda hay muchas cosas más que podemos agregar a la lista ¿Conoces alguna regla que consideres muy importante? Déjanos un comentario y ayúdanos compartiendo la información con tus amigos.

Comments

comments

Suscríbete al boletín

En serio, odiamos el SPAM. Siéntete libre de darte de baja en cualquier momento.