Blog

5 consejos para no arruinar tu negocio

Sí, efectivamente, hay algunas cosas que de manera no voluntaria pueden arruinar tu reputación y en el peor de los casos hasta provocar el cierre de tu negocio. Hoy te traemos 5 consejos  que esperamos te sirvan para evitar tragos amargos. Quiero destacar que los he adquirido de diferentes fuentes (experiencia personal, amigos empresarios, clientes, marcas famosas, entre otros).

1. Zapatero a su zapato

Este dicho es muy viejo pero también es muy sabio. He sabido de casos en los que, por no dejar ir un negocio, las empresas se ofrecen a prestar servicios en los que no tienen experiencia. El resultado de hacer esto es que el cliente se va insatisfecho, pues probablemente por la falta de experiencia no tengamos el conocimiento suficiente para ofrecer la calidad de servicio que nos demanda.

2. Cuidado con rebajar los precios

Esto lo he escuchado miles de veces. En ocasiones los clientes nos piden alguna cotización de servicios y después argumentan que “estamos muy caros”. No importa si tu servicio es el más económico del mundo, habrá clientes que seguirán pensando lo mismo. Es muy importante aprender a negociar y definir cuál es nuestro punto de retiro. (Les recomendamos leer sobre negociación distributiva). Si te piden que te alejes mucho de tu precio meta, es mejor no tomarlo. Al final, el tener un margen tan estrecho, cualquier error nos puede dejar fuera de la jugada.

3. No trates de competir contra los grandes

Esto lo veo todos los días. Hay comerciantes y empresarios que creen que pueden ponerse al tú por tú con grandes multinacionales. La verdad de las cosas es que este tipo de empresas siempre tendrá mejores precios que nosotros los medianos y pequeños. Hay cosas que estas empresas por su naturaleza no podrán hacer, como ofrecer un servicio personalizado o la experiencia de compra, manejo de inventarios, etc. Procura ofrecer a tu cliente una propuesta de valor diferente que no implique competir contra los gigantes  porque puedes salir mal librado. (Conoce cuál es tu propuesta de valor aquí).

4. Evita Mezclar las finanzas personales

Esta es clásica pero todavía veo muchas empresas que lo hacen. Es muy importante que serpares tus finanzas de las de tu compañía. Tu empresa no debe ser una caja chica, todo debe estar perfectamente gestionado. Ponte un salario o un incentivo y respeta el dinero del negocio. Hay que cuidar la empresa, si nosotros no lo hacemos ¿Quién más lo hará?.

5. Actualízate, ponte al día

Conozco varios casos en los que los contadores han omitido algunas capacitaciones por reformas y los clientes son quienes han salido mal librados. Todo por servir se acaba y si tu negocio sigue funcionando, es hora de que te pongas a pensar en esas áreas de oportunidad que tu negocio te pide que atiendas. Fortalece tu marca, dale publicidad a tu negocio, inyéctale conocimiento fresco y deja que tus clientes hagan el resto. A final de cuentas, el objetivo debe ser brindarles un mejor servicio.

En Sinaptix deseamos que estos consejos hayan pasado de largo por tu pantalla. Queremos empresarios y emprendedores que digan “yo aplico todos esos consejos”. Si no es tu caso, te invitamos a corregir el rumbo mediante buenas prácticas y una constante actualización. Ponerte al día no tiene por qué ser complicado.

Cotiza tu página web haciendo clic aquí

Comments

comments

Suscríbete al boletín

En serio, odiamos el SPAM. Siéntete libre de darte de baja en cualquier momento.